PROPIEDAD BACTERICIDA

Desde hace siglos se sabe que el cobre destruye bacterias, hongos, virus y hasta ácaros. El cobre, en acción con la humedad, ingresa a la membrana del microorganismo, provocando oxidación y alteraciones en su estructura de ADN que finalmente lo destruyen. En el caso específico de los ácaros, todavía no se tiene muy claro su mecanismo de acción.

 

En contacto con la piel, la recupera del daño, regenera los vasos capilares, induce la proliferación de las células endoteliales y estabiliza una glicoproteína esencial en la cura de las heridas.

 

Fuente: extracto, http://www.defensadelcobre.info/

About the Author: