ENERGÍA RENOVABLE

Las reservas de combustibles fósiles en el mundo siguen agotándose en medio a las crecientes preocupaciones sobre el cambio climático. El rápido crecimiento demográfico y el aumento de los estándares de vida están llevando a las empresas a desarrollar fuentes alternativas de energía que sean renovables, eficientes y económicas, para reducir las emisiones de CO2.

Sistemas eficientes y renovables que son alimentados por el sol, el viento o el agua, dependen de cobre para transmitir la energía que generan con la máxima eficiencia y el mínimo impacto ambiental. El cobre es un material esencial para construir los sistemas energéticos del futuro. Por ejemplo, en 2011, según la Asociación de la Industria Fotovoltaica Europea, la energía solar fotovoltaica se ha convertido en la más grande fuente de potencia instalada en Europa. Las instalaciones de energía solar crecieron un 63% en 2011 en Europa. Las células fotovoltaicas convierten la luz en electricidad, el cobre es un factor clave en el aumento de la eficiencia de todos los equipos eléctricos.

El cobre tiene un amplio papel en la generación de energía renovable. Productos de cobre son necesarios en equipos eléctricos (por ejemplo, generadores, transformadores) y para fines especiales (por ejemplo, resistencia a la corrosión) en el viento, vehículo híbrido solar, de las olas, de biomasa, mareomotriz, hidráulica y aplicaciones geotérmicas, el cobre responde a las necesidades específicas de las tecnologías de energía renovable.

Fuente: http://codelcolab.com/

About the Author: