COBRE EN EL ARTE

El cobre ha sido el metal que ha inspirado e incentivado la creatividad de orfebres, escultores, diseñadores, arquitectos, pintores, literatos y músicos. Ellos han plasmado sus talentos en una infinidad y diversidad de obras, como estatuillas de bronce y latón dedicadas al culto de divinidades, y grandes monumentos de bronce, como el Coloso de Rodas, la estatua de Marco Aurelio en Roma y la estatua de la Libertad en Nueva York, y en nuestro país, la Fuente Alemana, el techo de la ex Estación Mapocho, la estatua de Pedro Valdivia, por nombrar algunos. Arquitectos y diseñadores han implementado sus construcciones utilizando el cobre en iglesias, templos, palacios y catedrales, en los pórticos de ellas, en columnas, paredes, cúpulas y ornamentos y detalles artísticos en sus interiores. Los escultores del mundo han trabajado el cobre y sus aleaciones, dando forma al metal y recreando la naturaleza. Famosa es la Sirena de Copenhague, la fuente de Picadilly en Londres, la figura del “Menneke Pis” en Bruselas, y numerosas obras de escultores que han combinado el cobre con la piedra y otros metales nobles.

La Colección de Esculturas de Codelco ha sido otra muestra del cobre en el arte. Numerosas presentaciones de esta colección se han realizado en el país, en que los más destacados escultores nacionales dan forma a la belleza y colores del cobre. Destacados pintores nacionales han realizado sus obras sobre cátodos de cobre con diversos materiales como esmaltes, alquitrán, vidrios, acrílicos, óleos, serigrafías, hormigón, pastas y otros elementos que dan realce a la obra artística sobre el rojo metal. El cobre como tal ha sido inspiración para la obra literaria de numerosos escritores del mundo, especialmente chilenos, destacándose el entorno social que rodea al minero que trabaja y extrae el cobre de la tierra.

Fuente: extracto, www.codelcoeduca.cl

About the Author: