EL PODER DEL COBRE ANTIMICROBIANO LLEGA A LOS CAFETALES

Conocidas son las propiedades antimicrobianas del cobre. Ya son varios centros de salud alrededor del mundo que han incorporado el metal rojo en sus superficies de contacto que se convierten en principal foco de contagios.

Del mismo modo otras industrias también se han ido sumando paulatinamente a las bondades que el cobre proporciona. Por ejemplo, el rubro de los alimentos no se ha quedado atrás ya que de manera intrínseca el cobre está presente en muchas cosas que comemos.

Sabido es que el rol del cobre en la salud humana va mucho más allá del control de la proliferación de virus y bacterias en superficies de contacto. Este participa en nuestro organismo desde la gestación, ya que apoya el desarrollo neuronal del feto.

Bajos niveles de cobre pueden, en el largo plazo, precipitar un sin número de condiciones inflamatorias y degenerativas, incluyendo osteoporosis y enfermedades cardio vasculares. También afectar el desarrollo del feto, sobretodo en el último trimestre de gestación, ya que es cuando se necesita más del metal para asegurar un desarrollo neuronal apropiado.

Es así como el cobre llegó a la industria cafetalera. ¿Cómo?, pues de la siguiente manera. El cobre podría ser la salvación para la caficultura nicaragüense, principalmente para el pequeño y mediano productor cafetalero para que pueda controlar la roya – un hongo parásito con aspecto de polvo amarillento que se cría en los cereales y en otras plantas-, por lo barato, eficaz y no es contaminante para el medioambiente.

El cobre u oxicloruro de cobre, también conocido como Copravit Verde, se comenzó aplicar a finales del siglo XVIII en Francia, cuando se descubrió que este tenía efectividad para contrarrestar la plaga o el hongo que afectaba las hojas de los viñedos o plantaciones de uva en ese país.

El cobre se comenzó a utilizar desde que se descubrió la roya en Nicaragua por los años 70 y se dejó de utilizar cuando aparecieron otros productos que los sustituían por algunas ventajas, entre ellas que si una gota de este producto nuevo cae en una hoja, se extiende sobre la hoja, mientras el cobre no se traslada y solo es efectivo donde cae, pero bien fumigada una planta, el resultado es mucho más efectivo.

Según Frank Lanzas Monge, miembro de la Asociación de Cafetaleros de Matagalpa. “La roya nos ha estado atacando por tres años consecutivos, esta es una cepa nueva, hay productos trasoles que permiten combatirla, moléculas nuevas que trabajan y no trabajan, hemos pasado de dos aplicaciones hasta siete, y ¿cuánto cuesta el litro de estos productos?, de 50 dólares hasta 15 dólares el litro, esto significa más gasto, que sólo los cafetaleros grandes pueden hacer, el mediano y pequeño no puede hacer estas aplicaciones”.

El Oxicloruro de Cobre con Cal, hace un buen efecto fungicida para combatir el hongo, por lo que eso sería la solución para el mediano y pequeño productor para detener el avance de la roya en sus parcelas, aseguró.

Fuente: http://www.elnuevodiario.com.ni


EL COBRE ANTIMICROBIANO PENETRA CON FUERZA EN LA INDUSTRIA MÉDICA

  • Mascarillas, sandalias, vendas, gorras quirúrgicas, parches, uniformes médicos y ambulancias antibacterianas son parte de los artículos que próximamente se lanzarán al mercado, elaborados en base a micropartículas de cobre y zinc.
  • Los productos que incorporan las soluciones tecnológicas Copptech tienen hasta un 99,9% de efectividad antibacteriana y fungicida y cuentan con el respaldo de Codelco Lab, filial de Codelco dedicada a innovar en nuevos usos del cobre.

 

– Nuestras manos están en contacto con 10 millones de gérmenes por día y la mayoría de los espacios donde transitamos diariamente están expuestos a un alto número de microorganismos dañinos para la salud.

Estudios de las OMS explican que el 80% de las enfermedades se contagian vía contacto y si bien el Sistema Inmunológico de las personas está capacitado para combatir y eliminar células o moléculas ajenas, las enfermedades infecciosas siguen siendo una de las principales causas de mortalidad en el mundo.

Como parte de la solución a esta problemática, entra al mercado Copptech, soluciones tecnológicas en base a micropartículas de cobre y zinc con 99,9% de efectividad antimicrobiana, producto de una alianza entre Codelco Lab, Copper Andino y Biotech.

Copptech se lanzó en marzo de este año y rápidamente está penetrando a distintas industrias, entre las que destaca el sector salud. Las soluciones tecnológicas Copptech incorporan propiedades antimicrobianas a distintos artículos que permiten disminuir la concentración de hongos, virus y bacterias en hospitales, clínicas y centros asistenciales de salud.

La primera experiencia en este ámbito se realizó el año 2013 en el Hospital de Shanghai, donde se donó indumentaria médica antimicrobiana para el área de quemados del establecimiento. Hoy en Chile la empresa Bertonati, mayor proveedor de ambulancias del país, acaba de cerrar un acuerdo para lanzar un nuevo modelo de estos vehículos llamado RES-Q que incluirá aplicaciones con la tecnología Copptech al interior y exterior de la ambulancia, en lugares donde las personas tienen contacto frecuentemente, como camilla, barras toma-manos, mesa de trabajo, paredes internas, pisos, etc.

De forma paralela se está desarrollando una línea de productos médicos bajo la marca Meditech, tales como mascarillas, ropa médica, sandalias, gorras quirúrgicas, parches, vendas, etc con tecnología antimicrobiana de cobre y zinc. En Agosto se lanzarán los uniformes médicos para cirujanos.

El doctor Alejandro Conejero, cirujano plástico de la Clínica las Condes explica que “el efecto antimicrobiano del cobre se ha demostrado científicamente y hoy se está utilizando en diversos materiales, para disminuir la concentración de bacterias en la superficie de productos que manipulamos en forma diaria.  El cobre tiene atributos biológicos, ya que posee una propiedad biocida, capaz de eliminar hongos, bacterias y virus, reducir malos olores y proteger la piel de infecciones”, señala el especialista.

Copptech hoy en día es aplicable a todo tipo de productos y materialidades tales como textiles, resinas, gomas, polyester, polímeros, nylon y PVC, entre otros.

Utilizar productos con cobre antimicrobiano ayuda a tener ambientes más sanos, proporcionando una mejor calidad de vida a las personas. “La incorporación de estos productos en la industria médica permite generar espacios descontaminados en recintos que normalmente son cerrados y propensos a este tipo de contagios” finaliza Conejero.

Fuente:http://www.revistatecnicosmineros.com/