EL PODER DEL COBRE ANTIMICROBIANO LLEGA A LOS CAFETALES

Conocidas son las propiedades antimicrobianas del cobre. Ya son varios centros de salud alrededor del mundo que han incorporado el metal rojo en sus superficies de contacto que se convierten en principal foco de contagios.

Del mismo modo otras industrias también se han ido sumando paulatinamente a las bondades que el cobre proporciona. Por ejemplo, el rubro de los alimentos no se ha quedado atrás ya que de manera intrínseca el cobre está presente en muchas cosas que comemos.

Sabido es que el rol del cobre en la salud humana va mucho más allá del control de la proliferación de virus y bacterias en superficies de contacto. Este participa en nuestro organismo desde la gestación, ya que apoya el desarrollo neuronal del feto.

Bajos niveles de cobre pueden, en el largo plazo, precipitar un sin número de condiciones inflamatorias y degenerativas, incluyendo osteoporosis y enfermedades cardio vasculares. También afectar el desarrollo del feto, sobretodo en el último trimestre de gestación, ya que es cuando se necesita más del metal para asegurar un desarrollo neuronal apropiado.

Es así como el cobre llegó a la industria cafetalera. ¿Cómo?, pues de la siguiente manera. El cobre podría ser la salvación para la caficultura nicaragüense, principalmente para el pequeño y mediano productor cafetalero para que pueda controlar la roya – un hongo parásito con aspecto de polvo amarillento que se cría en los cereales y en otras plantas-, por lo barato, eficaz y no es contaminante para el medioambiente.

El cobre u oxicloruro de cobre, también conocido como Copravit Verde, se comenzó aplicar a finales del siglo XVIII en Francia, cuando se descubrió que este tenía efectividad para contrarrestar la plaga o el hongo que afectaba las hojas de los viñedos o plantaciones de uva en ese país.

El cobre se comenzó a utilizar desde que se descubrió la roya en Nicaragua por los años 70 y se dejó de utilizar cuando aparecieron otros productos que los sustituían por algunas ventajas, entre ellas que si una gota de este producto nuevo cae en una hoja, se extiende sobre la hoja, mientras el cobre no se traslada y solo es efectivo donde cae, pero bien fumigada una planta, el resultado es mucho más efectivo.

Según Frank Lanzas Monge, miembro de la Asociación de Cafetaleros de Matagalpa. “La roya nos ha estado atacando por tres años consecutivos, esta es una cepa nueva, hay productos trasoles que permiten combatirla, moléculas nuevas que trabajan y no trabajan, hemos pasado de dos aplicaciones hasta siete, y ¿cuánto cuesta el litro de estos productos?, de 50 dólares hasta 15 dólares el litro, esto significa más gasto, que sólo los cafetaleros grandes pueden hacer, el mediano y pequeño no puede hacer estas aplicaciones”.

El Oxicloruro de Cobre con Cal, hace un buen efecto fungicida para combatir el hongo, por lo que eso sería la solución para el mediano y pequeño productor para detener el avance de la roya en sus parcelas, aseguró.

Fuente: http://www.elnuevodiario.com.ni

About the Author: