Cobre y belleza

El cobre detiene la oxidación, es decir, defiende al cuerpo contra los radicales libres impidiendo la destrucción celular. Al ser parte de la fabricación del tejido conectivo es fundamental en la formación del colágeno y por ende de huesos fuertes y pieles saludables.

En el proceso de transformación de colágeno nuevo a colágeno maduro tienen un papel importante las enzimas, y para que éstas cumplan su función, necesitan de la presencia de la vitamina C y del cobre. Así pues, para reducir el riesgo de estrías y envejecimiento cutáneo, es importante incluir alimentos en la dieta diaria que contengan estos nutrientes. Para cubrir estas necesidades de cobre basta consumir cereales integrales y sus derivados, así como vegetales verdes.

En la actualidad, muchas de las más conocidas marcas de productos cosméticos han reconocido las bondades del cobre y han decidido incorporarlas en sus tratamientos de belleza, aunque los investigadores advierten que sólo el consumo de alimentos ricos en cobre genera óptimos resultados.
Fuente: extracto, Infobae.com

About the Author: