ENERGÍA RENOVABLE

Las reservas de combustibles fósiles en el mundo siguen agotándose en medio a las crecientes preocupaciones sobre el cambio climático. El rápido crecimiento demográfico y el aumento de los estándares de vida están llevando a las empresas a desarrollar fuentes alternativas de energía que sean renovables, eficientes y económicas, para reducir las emisiones de CO2.

Sistemas eficientes y renovables que son alimentados por el sol, el viento o el agua, dependen de cobre para transmitir la energía que generan con la máxima eficiencia y el mínimo impacto ambiental. El cobre es un material esencial para construir los sistemas energéticos del futuro. Por ejemplo, en 2011, según la Asociación de la Industria Fotovoltaica Europea, la energía solar fotovoltaica se ha convertido en la más grande fuente de potencia instalada en Europa. Las instalaciones de energía solar crecieron un 63% en 2011 en Europa. Las células fotovoltaicas convierten la luz en electricidad, el cobre es un factor clave en el aumento de la eficiencia de todos los equipos eléctricos.

El cobre tiene un amplio papel en la generación de energía renovable. Productos de cobre son necesarios en equipos eléctricos (por ejemplo, generadores, transformadores) y para fines especiales (por ejemplo, resistencia a la corrosión) en el viento, vehículo híbrido solar, de las olas, de biomasa, mareomotriz, hidráulica y aplicaciones geotérmicas, el cobre responde a las necesidades específicas de las tecnologías de energía renovable.

Fuente: http://codelcolab.com/


EFICIENCIA ENERGÉTICA

La demanda de energía en el planeta está creciendo a un ritmo rápido, con los países en desarrollo que superan las naciones industrializadas en el crecimiento del consumo de electricidad. La eficiencia energética juega un papel clave para que los países puedan preservar sus recursos naturales, lo que reduce significativamente las emisiones de gases de efecto invernadero. La economía monetaria también es significativa, ya que al reducir los costos, proporciona una ventaja competitiva a las industrias.

Mejorar la eficiencia energética contribuye de manera significativa a la reducción de las emisiones de efecto invernadero resultantes de la electricidad generada por combustibles fósiles. Aspectos económicos, sociales y ambientales del desarrollo sostenible dependen de la optimización de muchos factores complejos, incluyendo la conservación de recursos, la minimización de residuos, la eficiencia energética, la mitigación del cambio climático, los ciclos de vida de los productos durables y del reciclamiento eficaz. El cobre, el material “verde”, juega un papel importante en todas estas soluciones.

Calidad del aire

El cobre tiene una larga historia entre los componentes de transferencia de calor utilizados en sistemas de aire acondicionado debido a sus propiedades únicas, incluyendo una alta conductividad térmica, maleabilidad, resistencia a la corrosión, la reciclabilidad infinita y, más recientemente, su efecto antimicrobiano. El aire contaminado puede causar infecciones, reacciones alérgicas u otros efectos tóxicos. El crecimiento de bacterias en sistemas de calefacción y ventilación (HVAC) de aire acondicionado y la contaminación consecuente del aire interior es una preocupación seria. Infecciones y enfermedades causadas por bacterias y hongos prosperan en ambientes oscuros y húmedos, y las condiciones en sistemas de HVAC son ideales para el crecimiento y la propagación de estas bacterias. Por otra parte, el crecimiento de bacterias en serpentines de intercambio de calor en el tratamiento de aire está asociado con la eficiencia de la transferencia de calor y el aumento de la corrosión, así como posibles problemas de olor.

Las propiedades antimicrobianas presentes en el cobre y sus aleaciones ofrecen un enfoque alternativo para controlar el crecimiento y la distribución de bacterias y otros alérgenos a través de los sistemas de HVAC. Superficies de cobre desnudas son capaces de matar bacterias, virus y hongos en períodos muy cortos de tiempo. Bacterias tóxicas mueren dentro de 90 minutos a temperatura ambiente y en pocas horas, cuando la temperatura baja.

Fuente: http://codelcolab.com/


EL COBRE Y SUS USOS 1

ESENCIALIDAD

No se puede imaginar la vida sin cobre. Elemento innovador, que contribuye a la mejora de la calidad de vida, los avances tecnológicos y el desarrollo económico sostenible. Su uso es histórico y cada día se hace más actual, frente a los desafíos de la sociedad moderna como la escasez de recursos, el cambio climático y los problemas de salud pública.

El cobre es necesario para el buen funcionamiento del organismo humano y es parte de los elementos esenciales para la salud de las personas, animales y plantas.

La obtención de este nutriente se da de varias maneras, pero principalmente a través de la dieta, ya que está presente en muchos alimentos e incluso en el agua. El sistema digestivo asimila la cantidad necesaria para el cuerpo y automáticamente desprecia el excedente.

Como metal, el cobre también tiene un papel importante en la preservación de la salud humana, cuando su propiedad antimicrobiana es explotada como un arma contra las infecciones.

RECICLABILIDAD

El cobre es uno de los pocos materiales que se pueden reciclar varias veces sin pérdida de rendimiento, ayudando a preservar valiosos recursos naturales, con ahorro de energía y reducción de emisiones de CO2. Los procesos de reciclaje actuales son eficaces y la innovación en este sector es constante, lo que facilita su recuperación al final de la vida útil.

La tecnología tiene un papel clave en el tratamiento de muchos de los desafíos que enfrenta la nueva producción de cobre. La innovación liderada por la industria del cobre va a:

  • Aumentar el índice de éxito en la explotación profunda y otras áreas más difíciles;
  • Crear condiciones más seguras para operar en ambientes extremos;
  • Reducir el consumo de energía y de agua;
  • Aumentar los índices de recuperación en la usina para permitir que los productores procesen minerales más complejos.

Estas y otras innovaciones aún desconocidas van a garantizar que la producción de nuevas minas continúe proporcionando los suministros vitales de cobre. Además, el reciclamiento de cobre juega un papel importante en la disponibilidad del metal.

Fuente: http://codelcolab.com


DESARROLLO Y PRODUCTOS CERTIFICADOS Copptech/Copperandino

Estamos comprometidos en alcanzar siempre el máximo nivel de protección antimicrobiana para entregar seguridad a las personas, es por esto que certificamos la eficacia de nuestros productos con entidades líderes; 
En Chile, la tecnología con que se desarrollan las soluciones Copptech está certificada por la Universidad de Chile. 


A nivel Mundial nuestros desarrollos cuentan con la certificación de SGS (Societé Genérale de Surveillance). 

El cobre es el único metal certificado por la Agencia de Protección Medioambiental de Estados Unidos (EPA) por sus propiedades antimicrobianas, y porque no contamina el medioambiente. 

La eficacia del cobre antimicrobiano se sustenta en una investigación realizada por el Departamento de Defensa de Estados Unidos –presentada el año 2011 en Ginebra, en la Conferencia sobre Prevención de Infecciones de la OMS, en la que se probó su capacidad de reducción de riesgo de infecciones en más de un 40%. 

Hemos testeado el efecto del Hilo Copptech con el virus respiratorio sincicial, y los resultados muestran más de un 90% de reducción en la capacidad de replicación del virus.

Fuente: http://www.copptech.com/